Saltar al contenido

Cuidados básicos del caballo

Cuidado del Caballo

Aunque en la equitación moderna estamos acostumbrados a ver a los caballos encerrados individualmente en un box, para entender bien su comportamiento y poder cubrir sus necesidades es necesario que entendamos como es este animal.

La mejor manera de conocerlos es estudiar su vida en libertad, el caballo es un animal gregario, muy sociable, por tanto, necesita estar en contacto con otros caballos e incluso con el ser humano, una vida en solitario lo volvería triste y apático, la compañía es necesaria para su equilibrio psicológico.

Cuidados del Caballo

El ejercicio también es algo básico para el equino, dependiendo de la edad y la raza varía el tiempo que debes destinar a que tu caballo se ejercite, pero recuerda que es necesario que el animal salga del box y pueda correr en libertad además de darle cuerda o montarlo.

El Descanso del Caballo

Asegúrate de que el box, establo, cuadra, etc. tiene las medidas adecuadas para que el caballo pueda moverse y descansar. Aunque el caballo suele dormir de pie, en ocasiones también se tumba y un suelo excesivamente duro le resta comodidad y puede causarle lesiones con el tiempo.

El descanso del Caballo
Para la cama, la opción a mejor precio es la paja, barata, cálida y confortable, aunque esta puede contener esporas fúngicas que pueden provocarle afecciones respiratorias. El revestimento de goma suave es otra opción, no es tan duro como el suelo y es agradable cuando el caballo está de pie, aunque se debe poner encima viruta de madera o paja para proporcionarle calor. Por último, la viruta de madera sin polvo que es limpia e higiénica o cáñamo, aunque estas opciones tengan un precio un poco más elevado, en nuestra opinión merecen la pena.

La cama, por supuesto, se debe mantener limpia de excrementos y retirar la viruta o paja mojada de orina. Esto debe hacerse diariamente y una vez a la semana cambiar por completo toda la cama y desinfectar el box. Los excrementos y orina son perjudiciales para los cascos, además limpiándolos diariamente prevenimos posibles infecciones y conseguimos que el caballo esté más cómodo sin malos olores. Removiendo la cama para que no se apelmace y ventilando el lugar conseguiremos unas condiciones higiénicas muy aceptables.

La Alimentación

La alimentación del caballo depende de muchos factores: la edad, la raza, el clima, el ejercicio físico que va a desarrollar diariamente… independientemente de la cantidad de comida que precise cada ejemplar, sí podemos decir que deben comer dos o tres veces al día.

Alimentación del Caballo

Su alimentación está compuesta básicamente de forraje y algo de grano como la avena o el pienso dulce, aunque siempre es el primero el que debe predominar en su alimentación. Con una mezcla de las distintas clases de forrajes podemos conseguir una dieta equilibrada.

Debemos asegurarnos de que el forraje esté en buen estado, si está mohoso, polvoriento, contiene hojas o residuos de plantas es mejor no dárselo y evitar un posible cólico o problema respiratorio. Como dato curioso te decimos que los caballos no pueden vomitar, por lo tanto la ingestión de forraje en mal estado se puede convertir en un grave problema.

El horario de las comidas debe ser siempre el mismo, evitando cambiarlo si no es muy necesario y procurar que no sea justo antes o después de hacer ejercicio.

Si hay algo imprescindible en los cuidados básicos de un caballo es el agua. Este animal bebe grandes cantidades de agua superando los 25-30 litros al día. Esta cantidad varía dependiendo del tamaño del animal, la raza, el clima, el ejercicio, etc pero nos sirve para que nos hagamos una idea de lo necesaria que es el agua limpia y fresca para su bienestar. El agua no le puede faltar y su bebedero debe de estar tan limpio como su cuadra.

El Aseo

¿Los caballos se bañan?, ¿Cómo debe bañarse un caballo?, ¿Cada cuánto tiempo se baña un caballo?, ¿Los caballos se duchan en invierno?. El lavado de caballos es un tema que plantea mil y una dudas y, por supuesto, tiene opiniones para todos los gustos.

Aseo del Caballo

Desde deequitación.es optamos por hacer uso del sentido común y estarás de acuerdo con nosotros en que son los distintos factores externos, como la temperatura o climatología, los que nos indican si es el momento adecuado para dar un baño al caballo o mejor lo aseamos con un buen cepillado y esperamos un momento mejor.

Cada vez que bañamos un caballo con champú le quitamos los aceites de su piel, por lo tanto, no es conveniente abusar de los baños jabonosos, sólo aplicaremos champú cuando sea realmente necesario o podemos utilizarlo sólo en la zona que esté muy sucia. Los caballos de competición o exhibición sí suelen bañarse antes de cada actuación para lucir más lustrosos, pero, si no es el caso, dúchalo sólo con agua y así mantendrás el equilibrio de su piel.

Es conveniente cepillar bien al caballo antes de la ducha para retirar restos de barro y polvo, puedes utilizar el cepillo de raíces y la bruza. Si el equino ha hecho ejercicio debes esperar un poco antes de la ducha, si está muy sudoroso un cambio brusco de temperatura puede ser perjudicial para su salud, por este motivo es mejor el agua tibia.

Elige el champú adecuado, el pH de su piel no es igual que el nuestro, existe una amplia variedad de champús y geles en el mercado ideales para ellos. Debes aplicarlos con tu almohaza en movimientos circulares y, por último, un buen aclarado. Es fundamental que no queden restos de jabón en su piel, sobre todo en zonas sensibles como los genitales, boca, ojos…

Recuerda empezar siempre por las patas e ir subiendo poco a poco hacia el cuerpo, por muy grandote que sea, le apetece tan poco como a ti que le echen un jarro de agua fría por la cabeza.

El Guadarnés

Si hay algo fundamental en una cuadra es, sin duda, el guadarnés. Si queremos que la guarnicionería nos dure muchos años, es importantísimo que esté limpio, ordenado y que cuente con el mobiliario y soportes necesarios para los múltiplos aperos que componen el equipo del caballo y que necesitamos guardar y proteger.

Guadarnes

Un guadarnés ordenado y espacioso te ayudará mucho con los numerosos artículos y productos que necesitas. Recuerda que además del equipo de trabajo diario, necesitas el equipo de concurso, sudaderos, vendas o protectores de color blanco.

Otro espacio destinado a todos los productos de limpieza como aceites, repelentes, spray, champú, cepillos para caballos, limpiacascos y suma y sigue, los complementos y accesorios para caballos no tienen fin. Los que adoramos a nuestro caballo siempre encontramos un artículo nuevo que nos encanta para él.

No olvides algo realmente importante, la bolsa de las golosinas. Un buen premio es algo que a todos nos encanta y te puedo asegurar que vas a disfrutar tanto tú dándoselo, como él recibiéndolo.

Cuidados básicos del caballo
4 (80%) 25 votos