Saltar al contenido

Paseos a Caballo

Paseos a Caballo por la Playa

Si hablamos de fantásticos atardeceres, de chapoteos de cascos en la orilla de la playa o del crujir de hojas secas en larguísimas veredas, de sentir el aire en la cara, el sol, la naturaleza… pensaréis que hablamos de poesía. Pues no, no es poesía, son las maravillosas sensaciones que puedes sentir disfrutando de un paseo a caballo, aunque no me negaréis que tienen mucho de poético.

Excursiones a Caballo

Salir de paseo a caballo no requiere de una gran experiencia, jinetes iniciados e incluso niños, pueden participar en estas excursiones. Para personas con poca práctica, lo mejor es ponerse en contacto con un centro hípico donde ya cuentan con los caballos adecuados y distintas rutas a elegir, dependiendo de la destreza de los jinetes.

El monitor os dará unas instrucciones básicas sobre cómo montar, cómo sujetar las riendas y dirigir al caballo y os indicará la posición correcta para el asiento y como poner los pies en los estribos.

En estos casos, las salidas siempre se hacen acompañados de monitores que conocen perfectamente a los caballos y las rutas. Aconsejamos que para empezar sean recorridos cortos, una hora a caballo está muy bien para iniciarse, aun así, no podréis evitar las agujetas al día siguiente, aunque os aseguramos que merece la pena.

El recorrido se hace en fila, el monitor va primero, los iniciados le siguen y al final de la fila van los jinetes con más práctica. Si es la primera vez que montáis, no tengáis miedo que no vais a galopar, será un paseo tranquilo al paso, poco a poco iréis adquiriendo experiencia para hacer rutas más complicadas .

Disfruta de tu compañero equino y del paisaje, piensa que los caballos están entrenados para hacer ese recorrido y para ser montados por personas sin experiencia, por lo tanto, no necesitas dirigirlo ni controlarlo tu todo. Por decirlo de alguna manera, tu no llevas al caballo, el caballo te lleva a ti, olvida los nervios, relájate y vive un momento único, tu primer paseo a caballo.

Paseos Familiares Ecuestres

Si ya sabes montar a caballo tus opciones se multiplican, porque los recorridos podrán ser más largos y podrás elegir distintas rutas.

Paseo a Caballo

Estas excursiones se hacen en grupos de cuatro o cinco personas, pueden durar de una a tres o cuatro horas y también se realizan acompañados de un monitor. En estas salidas también pueden participar niños, generalmente a partir de ocho años y que tengan un cierto nivel montando a caballo.

Si ya conocéis los tres aires del caballo, paso, trote y galope y tenéis experiencia montando, en estas excursiones podéis galopar. Normalmente las personas que galopan, se quedan al final de la fila alejándose de los iniciados.

Dependiendo de la zona donde esté la hípica, las rutas pueden variar, ofreciendo paseos por la playa, por el campo o la montaña. En la hípica te informarán de la duración de cada ruta y del nivel de dificultad.

No es necesario estar federado para hacer una excursión a caballo, preocúpate de llevar ropa cómoda y adecuada para montar y déjate dirigir por el monitor.

De Paseos a Caballo a Grandes Rutas, Todo un Reto

Es cierto que hay hípicas que ofrecen grandes rutas y que disponen de caballos y guías para iniciados, pero ¿de verdad creéis que es una buena idea?. Lo mejor es empezar poco a poco, con paseos a caballo de poca duración y recorridos fáciles para ir aumentando el tiempo y la dificultad a medida que crece vuestra destreza.

Paseo a Caballo en Familia

Montar a caballo no es fácil, hay quien piensa que es el caballo el que hace todo el esfuerzo, pero no es cierto. La presión que debes hacer con las piernas sobre el cuerpo del caballo, mantener la postura con la espalda recta, sujetar las riendas cuando el caballo cabecea, acoplar tu cuerpo al movimiento del caballo y mantener ese ritmo… es agotador.

Hablábamos anteriormente de las agujetas y es cierto que se sufren, y mucho. Por poner un ejemplo os podemos decir, que si no te acoplas bien al ritmo del caballo y su movimiento, si vas a la contra cada vez que su cuerpo sube, bajaréis del caballo muy doloridos, y al día siguiente estaréis como si os hubiera pasado un tren por encima.

Por lo tanto, es totalmente desaconsejable plantearse una ruta de varios días a caballo, si no tenéis el entrenamiento necesario.

Aprender a montar, practicar en excursiones de corta duración, incrementar el tiempo y la dificultad de las rutas es imprescindible para plantearte hacer una excursión de varios días.

¿Te Atreves con una Travesía a Caballo?

Si ya sois jinetes con experiencia, montáis a caballo asiduamente, y sois fanáticos de las rutas ecuestres, estáis de suerte, porque España es el lugar perfecto para disfrutar de esta afición.

Travesía a Caballo

Numerosas empresas especializadas en Turismo Ecuestre te ofrecen recorridos con todas las comodidades para el jinete y para el caballo.  Alojamientos con cuadras para el descanso de ambos y una amplia oferta turística de ocio y gastronomía para disfrutar entre las jornadas de ruta.

Hay 36 itinerarios ecuestres homologados en España, con indicaciones para el recorrido, señalización, normas, servicios ecuestres y localidades de interés turístico. La homologación indica que son recorridos que cumplen con los requisitos de seguridad y de calidad y suelen estar señalizados con pintura naranja.

Guía Oficial de Itinerarios Ecuestres en España.

Paseos a Caballo
3.8 (76.33%) 49 votos